jueves, 28 de agosto de 2008

CUARTO DE SERVIDORES


En el cuarto de servidores, la temperatura es importante. El servidor nunca deberá ubicarse cerca de ductos de ventilación o junto al acondicionador de aire. Elementos tales como motores y microondas pueden ocasionar interferencia con tracción eléctrica. También deberá evitarse la interferencia electromagnética (EMI). Sólo deberán utilizarse circuitos a tierra aislados.
El área en torno al servidor deberá mantenerse libre de desechos y desorden. Idealmente, el servidor deberá estar bajo llave en un armario con acceso limitado y ninguna probabilidad de ser golpeado, empujado, de que se acceda a él directamente, o de que sea de otro modo perturbado por quienes no sean el administrador.
El espacio encima de un cielorraso bajo, que se encuentra entre el cielorraso y el piso del siguiente nivel de un edificio, es extremadamente importante para los administradores de red y los bomberos. Este espacio se denomina pleno y es un lugar conveniente para tender cables de red en un edificio. El pleno es por lo general un espacio abierto en el cual el aire circula libremente. Por lo tanto, los bomberos le prestan especial atención.
La cubierta exterior más común para el cableado coaxil es el cloruro de polivinilo (PVC). El cableado de PVC libera humos venenosos cuando se quema. Los códigos de incendio prohíben el cableado de PVC en el pleno para evitar que los humos venenosos circulen libremente a través del edificio.
El cableado coaxil de categoría para plenos está diseñado para su uso sin conducto en plenos, paredes y otras áreas donde los códigos de incendio prohíben el cableado PVC. El cableado de categoría para plenos es menos flexible y más caro que el cableado de PVC, por lo cual se lo utiliza principalmente cuando no puede utilizarse cableado de PVC.


TEMPERATURA


Dos cosas controlan la temperatura del entorno de computación. Durante el tiempo frío, el sistema de calefacción mantiene la temperatura a un nivel cómodo. Esto se aplica a los entornos de oficinas abiertas y de cuartos de servidores. Durante el tiempo cálido, el aire acondicionado asegura que el servidor permanezca por debajo de la temperatura operativa máxima. La mayoría de los centros de datos empresariales tienen aire acondicionado todo el año, debido al calor generado por el equipamiento.
Cuando un nuevo servidor se está implementando, es importante verificar el número de Unidades Térmicas Británicas (BTUs) que origina el servidor. En ocasiones esto es difícil de determinar, porque las BTUs se dejan fuera frecuentemente de las especificaciones del servidor. El técnico también debe asegurarse de que la unidad de aire acondicionado pueda refrigerar la cantidad agregada de BTUs. Si el servidor estará montado en una bandeja, el técnico deberá verificar también para asegurarse de que la bandeja esté bien ventilada. De ser posible, la bandeja deberá contener alguna clase de administración del flujo de aire, como por ejemplo un ventilador, para asegurarse de que el servidor permanezca fresco dentro de una bandeja cerrada.
. Los técnicos de red deberán estar al tanto de las temperaturas de operación para el equipamiento de computadoras. Un servidor típico operaría en los siguientes rangos:



Temperatura operativa de 10 a 35 grados C (50 a 95 grados F)
Temperatura de almacenamiento de 4,5 a 40,6 grados C (40 a 95 grados F)
Disipación máxima de calor de 10.000 BTU/hora
En este ejemplo, si el área de amacenamiento del servidor excede los 35 grados C (95 grados F), probablemente habrá un serio problema.



Humedad


La humedad es otra cualidad importante del ambiente para que un servidor funcione apropiadamente. La humedad que resulta de un aire demasiado húmedo puede dañar los componentes electrónicos del servidor. Si el entorno es demasiado seco, puede tener lugar una descarga electrostática (ESD). La ESD se tratará en otra sección de este módulo.
Si el servidor se encuentra en un entorno controlado, como en una oficina con aire acondicionado, cuarto de servidores o centro de datos, las unidades de acondicionamiento de aire y de calefacción controlarán usualmente la humedad. Si no se controla la humedad, no deberá utilizarse un deshumidificador o humidificador, puesto que no son confiables. Un humidificador o deshumidificador introducirían además una fuente de agua que podría dañar potencialmente un servidor. Un servidor de red deberá mantenerse en un cuarto de clima controlado que mantenga una humedad relativa en el rango del 20 al 50 por ciento.



CALIDAD DEL AIRE.


No estaríamos tratando el entorno de operación de un servidor por completo sin tratar la calidad del aire. Éste no es un problema en general en el entorno de un centro de datos, pero puede serlo cuando los servidores se colocan en áreas con mucho polvo y desechos en el aire. Los ventiladores de un servidor pueden empujar todo el polvo del aire a través del sistema y depositarlo en los componentes. Si los componentes se cubren de polvo, esto puede ocasionar que se sobrecalienten y fallen. Si el equipamiento se encuentra en un área donde la calidad del aire es cuestionable, el técnico de red deberá planificar un mantenimiento semanal o mensual para limpiar el sistema utilizando una aspiradora para computadoras o aire comprimido en lata.




SUPRESION DE INCENDIOS.
Los servidores pueden instalarse en varios entornos diferentes. Los técnicos de red deben estar al tanto de las consideraciones de supresión de incendios en estas áreas.
En la mayoría de los entornos de centros de datos, existe un sistema de supresión de incendios basado en gases inertes que funciona eliminando todo el oxígeno del aire. El Halon fue un favorito durante muchos años pero está siendo reemplazado por gases más amigables con el ambiente, como el dióxido de carbono. La Figura enumera algunos químicos de reemplazo para el Halon utilizados comúnmente.
El dióxido de carbono extingue un incendio reduciendo el contenido de oxígeno del área protegida por debajo del punto donde puede soportar combustión. DuPont desarrolló originalmente FE13 como refrigerante químico, que suprime un incendio absorbiendo el calor del mismo hasta que la atmósfera ya no puede soportar el fuego.
Otro tipo de supresión de incendios es el uso de espuma para extinguir el fuego. Los sistemas de supresión de incendios por espuma funcionan separando el fuego del oxígeno del aire. Dependiendo del tipo de sistema de espuma, esto puede llevarse a cabo utilizando la espuma para cubrir la superficie combustible, sofocando el fuego enfriando el combustible con el contenido de agua de la espuma, o suprimiendo la liberación de vapores inflamables que pueden mezclarse con el aire y arder.
Muchos cuartos de servidores incluyen el mismo sistema de aspersores que se utiliza en el espacio de las oficinas. En general esto es una mala idea. El agua es una de las peores cosas que pueden derramarse sobre un fuego eléctrico. Un fuego en un tacho de basura del otro lado del piso podría resultar en daños extensivos a los servidores y otros componentes eléctricos. Por lo tanto, los sistemas de aspersores deberán inhabilitarse en un cuarto de servidores.
También es importante comprar un buen extinguidor de incendios ABC o BC. La Figura explica qué significan las letras en el extinguidor de incendios.
El extinguidor de incendios deberá montarse en una ubicación prominente, ya sea directamente dentro de la entrada al cuarto de servidores o en la pared del lado de afuera de la puerta. Si hay un incendio en el cuarto de servidores, el técnico de redes deberá poder acceder a un extinguidor de incendios calificado para fuegos eléctricos.
En un entorno de oficinas compartidas, en general no es práctico inhabilitar los aspersores. En esta situación, lo mejor es proteger al servidor del agua de los mismos. Por ejemplo, el servidor puede colocarse bajo un escritorio o en una bandeja sellada. Este entorno también deberá incluir un extinguidor de incendios ABC o BC.
InundacionesLas inundaciones son un problema crítico para computadoras y servidores. Si el equipamiento no se salva antes de que llegue la inundación usualmente se dañará o se volverá completamente irrecuperable. Las siguientes acciones pueden salvar el equipo de una inundación inminente:
Quite todos los medios removibles y cintas de respaldo de las premisas antes de la inundación. Almacénelos en contenedores a prueba de agua para que los datos puedan recuperarse como parte del programa de recuperación de desastres.
Apague todos los servidores y desplácelos hasta la ubicación más alta del edificio. De ser posible, sáquelos por completo del edificio y almacénelos en tierras altas. La energía usualmente se cortará antes de que la inundación tenga tiempo de dañar los servidores.
Si un administrador de red debe recuperar los datos de unidades en un área inundada, la exposición a la humedad deberá minimizarse.
Si los servidores se han inundado por completo, probablemente no van a ser confiables. Si el administrador de red intenta recuperarlos, todos los componentes deberán extraerse y secarse completamente lo más rápidamente posible. Ponga a secar los componentes en aire seco durante al menos 48 horas antes de limpiarlos y probarlos. La corrosión y la humedad de los componentes son dos áreas preocupantes. Si se aplica corriente eléctrica a una placa madre con algunas gotitas de agua en ella, esto podría ocasionar un daño extensivo a los componentes eléctricos.
Un plan de recuperación de desastres es importante en situaciones tales como una inundación. Si los datos se respaldan y almacenan en una ubicación separada, el sistema puede restaurarse después de los daños ocasionados por una inundación y otros desastres.
Monitoreo del estado del servidorEl estado del servidor deberá monitorearse en relación a su entorno. Para evitar que los factores ambientales afecten al servidor, la temperatura, el voltaje de la línea y otras estadísticas operativas del entorno deberán monitorearse. La temperatura del servidor puede medirse mediante un termómetro. Una nueva generación de tarjetas de ampliación para el servidor también proporciona información detallada acerca del estado ambiental del servidor.
La mejor forma de monitorear los servidores de red es agregar una tarjeta de administración remota del hardware. Esta tarjeta proporciona información detallada acerca del ambiente interno del servidor. La información usualmente está disponible para componentes de hardware tales como unidades de disco duro activas y utilización del procesador e incluirá en ocasiones estadísticas del sistema operativo. Desde una perspectiva ambiental, es importante tener acceso a información tal como la temperatura del sistema y el voltaje de la línea. Muchas tarjetas de administración remotas permiten a los administradores establecer umbrales de temperatura que alertan al técnico si la temperatura del servidor está fuera del rango operativo.

1 comentario:

qofaoken dijo...

Thanks for an idea, you sparked at thought from a angle I hadn’t given thoguht to yet. Now lets see if I can do something with it.

nolvadex